jueves, 5 de marzo de 2015

Trip, Trip, Trip, Dany (Escrito hecho para todos mis amigos de Whatsapp)

Trip,trip,trip, Dany.

Trip trip trip. Sonó el celular en su particular tono de whats indicando que tenía un mensaje, Daniela tomo su teléfono y entro a la aplicación que marcaba el mensaje nuevo, sin embargo no mostraba nada, las conversaciones que tenía habían sido borradas y el celular sonaba en señal de que más mensajes seguían entrando, supuso, como ya era costumbre , el celular estaba inhibido por tantos mensajes de un grupo en el que había entrado apenas hacia unos días, así que resolvía el problema desinstalando la aplicación y reiniciando el aparato, y así lo hizo.
“Loading” aparecía en su pantalla por más de diez minutos, sabía que ya debía comprar un celular más nuevo puesto que este ya presentaba demasiados errores, cuando la pantalla de inicio apareció por fin se dio cuenta que la app seguía estando ahí, aunque ella estaba segura de haberla eliminado, así que volvió a ingresar y todos los chats estaban borrados, todos menos uno. –Hola- decía el texto con un número desconocido a lo que Daniela le contesto tipiando solo un simple “hi” y con un icono de una mano en señal de agitarse, rápidamente bajo el número desconocido apareció el texto “Escribiendo…” y apareció: –Como estas Daniela, me recuerdas?-  Daniela extrañada, soltó una risa nerviosa y luego frunció el ceño para volver al teclado oprimiendo las teclas un poco más fuerte. -Quién eres?- Daniela estaba molesta, pero sabía que podía tratarse de alguna de sus amigas intentando jugarle una broma, la leyenda de "escribiendo..." Aparecía y desaparecía constantemente sin realmente enviar ningún mensaje, espero algunos minutos y  al no ver respuesta dejo el celular de lado encendió la computadora para poder comenzar con trabajado de escuela, tenía que escribir un libreto para una presentación teatral que tendrían en los siguientes días por lo que necesitaba concentrarse y pensar sobre que trataría su obra, regularmente Daniela escuchaba música instrumental para poder ambientarse y sentirse más cómoda y relajada, por lo que en cuanto pudo abrió en su explorador la web más famosa de vídeos y busco "el trino del diablo", el llanto del violín comenzaba a sonar con el chillar de sus dulces cuerdas cuando bajo la caja de comentarios vio a un usuario identificado como "anon326" que comento "Hola Daniela", sintió un pequeño espasmo en el corazón, como si de pronto hubiera sufrido un infarto y regresado a la vida en fracción de mili segundos de nuevo soltó una sonrisa nerviosa pensando que se estaba alucinando.
Trip trip trip. Abrió la aplicación para ver el mensaje pendiente un archivo de imagen se estaba descargando, cuando se completó era una foto de ella sentada frente al computador, bajo la imagen decía el texto -Dije hola Daniela-, un escalofrío le recorrió la espalda miro hacia atrás buscando sin saber realmente que esperaba encontrar se levantó de la silla con el violín aun sonando a sus espaldas y camino hasta la puerta de donde estaba el ángulo de la imagen “Trip trip trip”, -Knock knock Dany- y al tiempo que lo leyó tocaron desde el otro lado de la puerta, giro la perilla y tras la puerta un muro, esa puerta estaba sellada cuando ella y su madre se cambiaron a la casa habían colocado bloques para taparla pero desconocía la razón -Debo estar alucinando-, se dijo a sí misma y cerró de nuevo la puerta “Trip trip trip”, –No lo estas, Knock knock-, y se escuchó el golpe fuerte tras la puerta, dio media vuelta y temerosa la volvió a abrir, de nuevo la pared firme y sólida, se quedó en silencio observándola y en su computadora estaba por terminarse la melodía y conforme el violín terminaba sus últimos rasgueos violentamente, ella iba detectando cada vez más un murmullo, como si alguien hablara muy bajo, se acercó a la pared tocándola y sintió el frio en su mano, indecisa acerco poco a poco su oído el murmullo se hacía más fuerte y ella intentaba entender lo que decía. “TRIP TRIP TRIP”, sintió esta vez que el corazón se le salía. –Es frio aquí-, Volvió a sonreír, sentía un nudo en su estómago y estaba confundida si lo que sentía era miedo, nervios o quizás ambos, se armó de valor y pego completamente el oído a la pared, escucho un rasgueo, como cuando un perro rasca la puerta de la casa, tres veces, eran tres veces y se detenía luego lo volvía a hacer, tres veces y se detenía, se retiró para volver a observar la pared, la miro a distancia de dos o tres pasos, intentaba descifrar que era lo que estaba pasando, seguís creyendo que aquello era quizás una broma o tal vez un sueño, se pellizcaba el brazo para descartar esta última opción. Aun así, aun y tras el rasgueo el murmullo continuaba, no sabía que era, no sabía que pasaba, pero lo tenía que averiguar. Salió al patio de la casa buscando algo con que golpear aquella pared, intentando atravesar ese portal sellado encontró un cincel y una especie de martillo maltrecho y al parecer hechizo, regreso dentro y se paró de frente a aquella pared nuevamente, la veía como nunca en su vida había mirado a un simple montón de bloques, la veía débil, misteriosa, coloco la punta del cincel y levanto el matillo, “Trip trip trip”, De nuevo el celular, -Porque tardas tanto?-, quito el cincel y se sentó ahí justo donde estaba parada, intentando hilar, hacer que su cabeza encontrara una explicación lógica, pero el murmullo seguía ahí, recordándole que para nada aquello era una alucinación, cerró los ojos y respiro profundamente, “Trip trip trip”,  la pantalla mostraba, –Ven-, Daniela se llevó la mano a la frente y se dijo -Esto debe ser una broma, en serio debe ser una broma, pues bien, si lo es, pues les seguiré el juego-, Dijo al tiempo que se levantaba gritando y empuñando nuevamente las herramientas contra el muro, dio apenas dos golpes y sintió como si la tierra se hubiera cimbrado, las paredes dejaron caer polvo, pero aun así, aquel muro ni siquiera se había astillado, el murmullo se volvía entendible pero no tenía lógica, "Mi....rama.....tres....ven", era un mensaje completo pero no lograba entenderlo todo, algunas palabras saltaban a sus oídos pero nada más, dio dos martillazos mas y la pared entera se vino abajo, como si fuera papel húmedo, como si se tratara de bloques de juguete, descubrió tras de aquel muro unas escaleras con un foco campaneante, se acercó al portal aquel, aun incrédula de lo que acababa de suceder, pero después de los ilógicos murmullos, de los ilógicos mensajes, de aquella fotografía de si misma, ya nada importaba en si tenía sentido o no, puso su mano libre en el marco de aquella puerta, miro hacia abajo, hacia los escasos diez escalones que el foco alcanzaba iluminar y después ahí la espesura de la oscuridad se comía el resto del camino, sin soltar el martillo encendió el flash de su celular a manera de lámpara y decidió bajar y más allá de los escalones iluminados llego a contar unos tres o cuatro más, apunto con la luz en todas direcciones, pero no lograba descifrar muy bien todo lo que había allá abajo, criaturas amorfas llamaban su atención por el rabillo del ojo, pero cuando miraba en esa dirección simplemente desaparecían, logro ver un estante de metal hacia lo que parecía el fondo del cuarto y decido acercarse, pues se encontraba a no más de algunos pasos, lo cuales se le antojaron casi eternos al llegar a el comenzó a iluminarlo para ver qué clase de cosas había, encontrando un viejo celular de esos grandes de pantalla a color, lo tomo y se dio cuenta que estaba completamente empolvado, pico una de sus teclas para ver si funcionaba y la pantalla se encendió mostrando la conversación que había estado teniendo, su mano lo dejo caer y sintió el impulso de volver a arriba, corrió de vuelta y al apenas llegar a las escaleras pudo solo ver como la puerta se cerraba, llego hasta ahí intentando abrirla, forcejeo y la empujo tan fuerte como pudo, pero la puerta no cedía. “Trip trip trip”, -Estas feliz?-. Miro nuevamente hacia la oscuridad de donde acababa de salir, -Porque yo si :)-, sentía que su corazón bombeaba como nunca en su vida, comenzó bajando lentamente, empuñaba el martillo y se asomó poco a poco hacia donde estaba aquel teléfono que había encontrado y se dio cuenta que el display se acababa de apagar como si hubiese pasado a estado de reposo, miro de nueva cuenta el suyo, -Pregunte que si estabas feliz :(- Sintiendo tras ella una respiración se giró pero no logro ver nada, tenía los nervios de punta pensó para sí en que fuera lo que fuera que estuviera ahí lo atacaría con el martillo, pero luego se dio cuenta de la tontería que acababa de pensar y cayó en cuenta que el martillo lo podía usar para romper la puerta, regreso corriendo hasta arriba y empezó a golpearla hasta que la pudo romper, la empujo y salió pero por la fuerza con la que lo había hecho termino rodando en el suelo, quedando boca arriba mirando al techo de su casa intentando saber y entender lo que acababa de pasar, le dolía la palma de la mano por la fuerza que había usado con el martillo, se reincorporo solo para descubrir que la pared seguía ahí, firme. -Pero qué diablos?...- Se llevó ambas manos a la cabeza, intentando entender lo que sucedía, de pronto el trino de diablo comenzó a sonar de nuevo, se estremeció, pero venciendo su miedo fue a ver lo que sucedía con su computadora, la sonata estaba soñando de nuevo desde el inicio, la imagen a blanco y negro con la figura de un demonio y un violín sentado sobre la cama de un hombre seguía ahí, en el video  que tantas veces había visto ya. “Trip trip trip”, -Te ha gustado?- Daniela miraba en todas direcciones. -Que es lo que quieres?- le escribió enojada –Esto es una broma verdad?, que fue lo que paso?, contéstame- pero no obtuvo respuesta, solo apareció la carga de una nueva imagen, la fotografía mostraba un escalón, al parecer manchado de algo como sangre,  camino derecho a la pared y la pateo. -Que chingados quieres!?- Grito enfurecida, el sonido de un vidrio quebrándose interrumpió su enojo, el ruido venia del segundo piso, camino hasta la escalera que conducía a arriba y grito de nuevo -Que es lo que quieres?- Respiraba rápido y fuerte pero pudo ver algo que escurría desde el segundo piso, era rojo y viscoso, subió rápidamente solo para descubrir la procedencia de aquella mancha era la habitación de su madre, corrió hasta ahí y se encontró con el cuerpo desollado de la que en vida fuera su madre, se le helo el cuerpo, la sangre entera besaba la planta de sus pies -Mama....- se acercó lentamente al cuerpo, cerca de la ventana, un espejo la reflejaba y veía que su ropa estaba bañada en sangre, vibraba y temblaba mirando cómo es que estaba ahora así sin haberse dado cuenta, pero el espejo le mostraba más allá de su figura solitaria, había un hombre tras de ella mirándola, su respiración se aceleró al punto de que un calor le hervía la boca del estómago. -Trip trip trip Dany- Dijo el hombre en un tono de canto -Le dije a tu mama que debía educarte, que tus arranques de ira un día iban a acabar con nosotros y míranos- Daniela no creía lo que pasaba y dio media vuelta solo para descubrir que el hombre no estaba ahí. -Me estoy volviendo loca, me estoy volviendo loca- se repetía a si misma al tiempo que corría hacia la puerta principal de la casa y al abrirla una enorme pared blanca y acolchonada le bloqueaba el paso.
Daniela había asesinado a sus padres en un arranque de ira por no controlar su ansiedad por estar conectada en las redes sociales, actualmente se encontraba bajo rehabilitación en el manicomio municipal donde recibía terapia a través de música clásica.
 Orlando G.




Proximamente: Capitulo 4 Aquella Noche De Luna Roja
Visiten mi Blog: Http://orlandogd.blogspot.com

O sigueme

Twitter: @archivosmuertos

Facebook/archivosmuertos

Agredcimientos especiales para:
Luz (Luzferatum)
Ana Cortes (Mi Nieta)
Ana Torrealba
Beca
Cata
Chela
Chiky
Clau
Edgardo (Ed)
Eduardo (Lalito)
Fabiola
Laura
Lore
Manuel
Marianna
Mayari
Miguel (Mike)
Mii (Michii)
Mitzzy
Nariza
Rod (Mi carnalito)
Samichy
Tavo (Mi otro carnalito)
Valentina( No la salsa, otra Valentina)
Scarleth
Nora